Gallery Puerto Rico comienza a recolectar importantes fondos para Nepal

5 de mayo de 2015 | San Juan, Puerto Rico | DIA

Las ondas sísmicas del poderoso terremoto de Nepal llegaron hasta la nación caribeña de Puerto Rico, cuya comunidad adventista tiene una conexión especial con ese país sudasiático.

Pocos días después del sismo del 25 de abril, los líderes adventistas de Puerto Rico respondieron convocando a dos conferencias de prensa para recolectar fondos para el Hospital Adventista Scheer Memorial, cuyo principal médico y administrador, Fernando Cardona, es originario de Puerto Rico.

Para el miércoles, la campaña ya había logrado recolectar 37 mil dólares, y estaba en camino de alcanzar los 200 mil, dijo José Alberto Rodríguez, presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico.

“Sé que lograremos recolectar más de 200 mil en cuestión de semanas, porque tenemos una iglesia generosa”, dijo Rodríguez, que también cumple funciones como director de país de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales en Puerto Rico. “También tenemos muchos amigos de la iglesia que creen en nuestra obra y en la obra de ADRA, y a quienes les gusta ayudar a los demás”.

Rodríguez, que se comunica todos los días con Cardona, dijo que ya se han enviado 15 mil dólares al hospital por medio de la Asociación General, el ente administrativo de la Iglesia Adventista mundial.

La cantidad de dinero que está recolectando la relativamente pequeña iglesia de Puerto Rico, que tiene una feligresía de casi 34 mil, es impresionante por donde se la mire. Los miembros se caracterizan por su generosidad, y también animan a otros para que colaboren. Rodríguez se puso al frente de una campaña de recolección por medio de la sede de ADRA Puerto Rico, que recolectó varios cientos de miles de dólares después del devastador terremoto de Haití en 2010.

Otras entidades adventistas también han estado recolectando fondos para el Hospital Scheer Memorial. La Asociación General, el ente administrativo de la Iglesia Adventista mundial, ha creado una página en el sitio web Fundly.com que para el miércoles había recolectado 5190 dólares. AsianAid USA, un ministerio de apoyo a la Iglesia Adventista, también está recolectando fondos para el hospital.

Aun así, nadie parece estar siquiera cerca del monto recolectado por los adventistas de Puerto Rico.

El hospital y otras organizaciones adventistas que brindan asistencia en Nepal han solicitado donaciones en efectivo, dado que es difícil transferir el dinero y las principales necesidades locales (medicamentos y alimentos) pueden ser adquiridos en el país.

La Iglesia Adventista de Puerto Rico abrió una cuenta en un banco local para recibir las donaciones para Nepal, antes de organizar las conferencias de prensa del pasado 28 y 29 de abril en las ciudades de San Juan y Mayagüez, en los extremos opuestos de la isla. Reporteros de los principales periódicos y canales de televisión estuvieron presentes en los eventos.

Rafael García y su esposa, un matrimonio misionero que estuvo al frente del Hospital Scheer Memorial antes de que llegaran los Cardona, habló de su experiencia en Nepal y de las necesidades del hospital en ambas conferencias de prensa.

Cardona, un pediatra que hace siete años dejó su cargo en el Hospital Adventista Bella Vista, en Mayagüez, para ir a trabajar a Nepal, se comunicó por teléfono en la conferencia de prensa de Mayagüez.

Cardona contó que el hospital se vio sobrepasado por la llegada de personas que buscaban atención médica después del terremoto. El hospital no sufrió daños.

Cardona, que ha estado durmiendo solo dos horas por noche, dijo que en un principio se vio obligado a llevar a cabo cirugías al aire libre, entre ellas, cesáreas, debido al temor de que viniera otro terremoto.

Ahora, dijo, los terrenos del hospital están llenos de gente que fue atendida y que no tiene dónde ir. Las autoridades de Nepal han pedido al hospital que permita que la gente permanezca allí hasta que logren abrir un campamento de refugio temporario en las cercanías.

Cardona agradeció al pueblo de Puerto Rico por su contribución a las necesidades del hospital.

“Dios ha sido bueno con nosotros, y nos ha protegido, y él sigue dándonos fuerza para seguir ayudando a la gente”, expresó.