Gallery Iglesia Adventista inicia los “Diez Días de Oración”

Los adventistas de diversas partes del mundo comienzan los “Diez Días de Oración” este miércoles para pedir el derramamiento del Espíritu Santo en la Iglesia Adventista, una iniciativa relativamente joven que cobra significación especial este año debido al próximo Congreso de la Asociación General. Los adventistas, que están siguiendo el modelo bíblico del Pentecostés, cuando los discípulos de Jesús se reunieron en el aposento alto durante diez días para esperar y orar por el Espíritu Santo, han planeado reunirse en las iglesias como parte del programa Diez Días de Oración, entre el 7 al 17 de enero. En muchos países, las reuniones se llevan a cabo por las noches y duran una hora.

Miembros de iglesia oran durante la iniciativa “Diez Días de Oración” del año pasado, en una iglesia de Puerto Moresby, Papúa Nueva Guinea. Imagen por cortesía de la Asociación Ministerial

Los que han participado en programas previos de “Diez Días de Oración” han hablado de que su fe se vio fortalecida, que experimentaron sanidad física y espiritual, y una unidad renovada dentro de sus congregaciones.

“No es tan solo dar cabida a la acción del poder de Dios en medio del gran conflicto, pero también estamos escuchando testimonios una y otra vez de vidas que se han visto transformadas”, dijo Jerry Page, director de la Asociación Ministerial de la Iglesia Adventista mundial, que organiza el programa.

Page dijo que el programa, que este año cumple su cuarta versión, busca la bendición del Espíritu Santo en la Iglesia Adventista al comienzo de cada año. Este año, sin embargo, es de particular importancia porque marca la culminación de un número de iniciativas para compartir el evangelio, en especial el proyecto de “Misión a las ciudades”, que busca alcanzar a los residentes de las mayores ciudades del mundo, antes del Congreso de la Asociación General en julio próximo.

Un programa diferente de “Cien Días de Oración”, que se enfoca especialmente en el Congreso de la Asociación General, la principal reunión administrativa de la iglesia, comenzará el 25 de marzo y continuará hasta la final del evento el próximo 11 de julio en San Antonio, Texas, Estados Unidos.

“Necesitamos orar por unidad y por la presencia del Señor, para que la lluvia tardía sea derramada en el Congreso de la Asociación General”, dijo Page.

La Asociación Ministerial ha preparado recursos que las iglesias –y aun los individuos o grupos pequeños– pueden usar durante los “Diez Días de Oración”. Los materiales pueden ser descargados en el sitio web que lleva el nombre TenDaysofPrayer.org.

El plan del primer día, por ejemplo, se denomina “Permanecer en Cristo”, y consiste en un texto principal de la Biblia, la sugerencia de himnos tales como “Yo me rindo a ti” y “Te quiero, mi Señor”, y una colección de citas de Elena White sobre el tema. La parte central del plan es una lista de 16 motivos de oración, que incluyen alabar a Dios por las maneras en las que está enseñando a los participantes del programa a habitar en él, orar para que los delegados al Congreso de la Asociación General habiten en Cristo, y orar por cada una de las ciudades que la División de África Centro Oriental ha tomado como objetivo del programa “Misión a las ciudades”. Cada oración va acompañada de una promesa de la Biblia.

“Es bueno leer y orar con esos materiales”, dijo Raluca Ril, quien junto con su esposo Roman, escribió el plan para los “Diez Días de Oración” de este año. “Pero aún más importante que busquemos fervientemente tener una relación más profunda con Cristo, que busquemos aplicar lo que leemos en nuestra vida diaria”.

Ril dijo que un objetivo principal para el plan de 2015 es fortalecer la fe de la gente, al agrupar las promesas de la Biblia con cada tema de oración.

“Deberíamos aprender a reclamar las promesas de Dios, y continuar haciéndolo aun después del fin de los “Diez Días de Oración”, dijo.

Ril, de 33 años, quien nació en Rumania, y su esposo de 32 años de edad que nació en Kazajistán, se conocieron en un congreso de jóvenes de Alemania hace dos años, y desde entonces han trabajado juntos en conferencias de oración tanto en Europa como en África.

Una solicitud de la Asociación Ministerial para que ellos escribieran los materiales para los “Diez Días de Oración” de este año fue en sí misma una respuesta a la oración, dijo Ril.

“Hace poco más de un año, comenzamos a orar para que Dios nos usara más de lo que lo había hecho hasta ese momento”, contó ella. “Habíamos pensado en algunos congresos donde pudiéramos ayudar a organizar salas de oración o escuelas misioneras donde pudiéramos ir y enseñar sobre la oración. Pero los planes de Dios eran más grandes que los nuestros”.

La gente que participó en las reuniones de oración del año pasado habló de un derramamiento de bendiciones.

“La unidad fue similar a la que había en el Pentecostés en el aposento alto”, dijo Emmanuel Amey Azameti, de Dunkwa Central, Ghana, según la descripción que brindó la Asociación Ministerial.

Dijo que los miembros de iglesia se sintieron tan inspirados con la experiencia que repitieron el programa de enero del 2 al 12 de julio.

“Se produjeron milagros, sanaciones, y muchas oraciones sin respuesta durante mucho tiempo fueron respondidas”, dijo Buhire Elie Brown, misionero en la isla de Guadalupe, en el Caribe. “Una señora que fue invitada por la hermana de una colega fue sanada de cáncer de pulmón, y viajó a Francia para un chequeo médico, donde el doctor de allí le confirmó la curación. Creo que ninguna iglesia puede perderse los ‘Diez Días de Oración’ del año próximo”.