Gallery En República Dominicana, la iglesia lleva a cabo masivos esfuerzos de evangelización en toda la isla

La Iglesia Adventista de la República Dominicana concluyó anoche uno de sus esfuerzos más grandes de evangelización que alguna vez se llevaron a cabo en la ciudad de Santo Domingo. Miles de personas viajaron en decenas de autobuses hasta el Palacio de los Deportes para escuchar al evangelista Mark Finley, que presentó un mensaje de esperanza entre el 7 al 11 de enero de 2015.

La campaña de cinco días, llevada a cabo bajo el lema “Año nuevo, vida nueva” atrajo a más de 14 mil personas por noche y reunió a miles de personas de toda la isla, que siguieron la serie de reuniones por Internet en sus iglesias, en hogares o escuchándola por la radio.

“La Biblia dice que en el futuro nos aguarda un futuro glorioso”, dijo el pastor Finley. “Un mundo de esperanza, un mundo de gozo, un mundo de paz, y salud, donde ya no habrá enfermedad ni muerte”, dijo.

Finley transmitió un mensaje de salvación a los reunidos, y les recordó que deben aprovechar las oportunidades de estar gozosos, vivir con plenitud y prepararse para el cielo. Su esposa Ernestine Finley se unió al equipo de evangelización, al ofrecer cada noche conceptos básicos de salud basados en los ocho remedios naturales.

Finley agradeció a los funcionarios del gobierno de la República Dominicana por la libertad religiosa y política que goza la nación.

El pastor Cesario Acevedo, presidente de la Iglesia Adventista en la República Dominicana, los líderes y los miembros de la iglesia redoblaron sus esfuerzos en preparación para una campaña masiva “en vista de esta crisis que vive la sociedad y las calamidades que nos asedian”, dijo Acevedo. “Nuestra iglesia quiso fortalecer a las familias y a la sociedad dominicana con la presentación de la Palabra de Dios en forma masiva”.

Acevedo contó que los preparativos se iniciaron en abril, cuando comenzaron las campañas de evangelización en 72 instituciones educativas adventistas, continuó con los niños y adolescentes de las iglesias entre junio y agosto, con un énfasis en el evangelismo a las familias, el ministerios de las mujeres y comunicaciones, y finalmente el mes de diciembre, que fue dedicado a orar específicamente por el éxito de la gran campaña de evangelización en Santo Domingo.

Miles viajaron en autobuses de todo Santo Domingo para asistir a los cinco días de reuniones de evangelización. Cortesía de la Unión Dominicana.

“Esta ha sido la megacampaña de evangelización con mayor número de asistentes en más de 15 años”, dijo Acevedo. “La iglesia está creciendo con rapidez y, hace poco, hemos llegado a alcanzar al noventa por ciento del país con nuestra estación de FM”.

La campaña recibió la cobertura de los medios televisivos e impresos, y fue transmitida en vivo por una radio de veinte estaciones de radio, y también por Internet.

“Nuestros miembros están tan comprometido para alcanzar a la gente de su comunidad, que es una bendición observar cómo el Señor obra por su medio”, añadió Acevedo.

Decenas de nuevos creyentes han sido bautizados durante el fin de semana de la campaña, y se esperan que se lleven a cabo otros tres mil bautismos el próximo 17 de enero durante una ceremonia especial en línea en El Palacio de Los Deportes y a lo largo y a lo ancho de la isla.

La Unión Dominicana supervisa la obra de la Iglesia Adventista en cuatro asociaciones y dos misiones, y cuenta con más de 1237 iglesias y trescientos mil miembros. La iglesia administra 72 escuelas primarias y secundarias, una universidad, un hospital y una estación de radio.

El evangelista adventista Mark Finley (derecha) habla ante más de 14 mil personas en el Palacio de los Deportes de Santo Domingo, República Dominicana, durante una masiva campaña de evangelización de la Iglesia Adventista, llevada a cabo del 7 al 11 de enero de 2015. El pastor Armando Miranda, vicepresidente de la Iglesia Adventista, interpreta el mensaje de Finley. Cortesía de la Unión Dominicana.