Gallery En México, Iglesia Adventista ayuda a los creyentes afectados por la intolerancia religiosa

El pastor Ignacio Navarro, presidente de la Iglesia Adventista en Chiapas, México, señala a los cuatros nuevos creyentes que hace poco fueron expulsados de su comunidad en San Miguel Chiptip como resultado de la intolerancia religiosa en la región. El pastor Ted N.C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista mundial, y el pastor Israel Leito, presidente de la División Interamericana, están cerca de ellos mientras los presentan a los miembros de iglesia sobre el escenario, durante una celebración de impacto joven llevada a cabo en Tuxtla Gutierrez, Chiapas, el 24 de marzo de 2018. Image de Miriam Clemente/Unión Mexicana de Chiapas

28 de marzo de 2018 | Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México | Libna Stevens/DIA

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chiapas, México, está ayudando a las víctimas de la intolerancia religiosa, después de que cuatro familias fueron forzadas a salir de sus hogares por residentes de la comunidad San Miguel Chiptip en Chiapas.

Uno de los cuatro hogares destruidos hace unos días por residentes de San Miguel Chiptip. Imagen de cortesía de la Unión Mexicana de Chiapas

Agustín Alvárez, miembro bautizado y otros tres hombres fueron expulsados de sus comunidades el 15 de marzo después de asistir a una campaña de evangelización en otra comunidad. Sus esposas e hijos fueron forzados a permanecer en Chiptip, según el pastor Ignacio Navarro, presidente de la Iglesia Adventista en Chiapas.

“Estas familias han estado aprendiendo de las verdades bíblicas, y esto hizo que algunos se enojaran”, dijo Navarro. Después de nueve días de apelar a los residentes locales, los hombres se reunieron con sus familias, y ahora están alojados con familiares en otra parte.

“Hemos estado trabajando con los líderes municipales y funcionarios del gobierno estatal en una apelación para que se cumplan las leyes de libertad religiosa”, dijo el pastor Ignacio Navarro, presidente de la Iglesia Adventista en Chiapas. “Los hogares de estas familias fueron destruidos. No tienen ningún lugar al cual regresar”.

No es la primera vez que Álvarez y su familia se ven forzados a dejar su comunidad de Chiptip. Hace cuatro años, cuando él y su familia se unieron a la Iglesia Adventista, fueron condenados al ostracismo y tuvieron que mudarse a una comunidad cercana. Álvarez y su familia continuaron compartiendo el mensaje del evangelio.

Los escombros que quedaron después de que residentes locales destruyeron los hogares de cuatro familias en San Miguel Chiptip, Chiapas, hace unos días. Imagen por cortesía de la Unión Mexicana de Chiapas

“La asociación y la unión locales están tomando las previsiones necesarias para ayudar a que estas familias puedan restaurar sus vidas”, dijo Navarro. No está claro si sus hogares serán reconstruidos, o si las familias tendrán que ser reubicadas, dijo Navarro, pero los líderes de la iglesia están analizando la situación y brindándoles alimento físico y espiritual.

El presidente de la Iglesia Adventista mundial, Ted N.C. Wilson, que estuvo en Chiapas el último fin de semana para el relanzamiento del programa joven “Un año en misión”, animó a las familias.

“Ustedes son en verdad gigantes de Jesús, porque han aceptado la verdad plena y están dispuestos a morir por la verdad”, dijo el pastor Wilson. “Mi corazón se regocija de verlos, de ver la fidelidad que tienen por la Palabra de Dios”.

El pastor Wilson dijo que la iglesia mundial, que tiene su sede en Washington D.C., los ha tenido presentes en oración desde que el pastor Israel Leito, presidente de la División Interamericana, le comunicó la noticia.

Las familias fueron llevadas al Centro de Convenciones Polyforum en Tuxtla Gutiérrez mientras se estaba llevando a cabo la celebración del impacto joven de la iglesia en todo el estado, el sábado 24 de marzo. Más de cuatro mil líderes y jóvenes adventistas dieron la bienvenida a las familias y aplaudieron la fidelidad que han demostrado.

Ted N.C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista mundial, anima a las familias cuyos hogares fueron destruidos el 15 de marzo de 2018, como resultado de la intolerancia religiosa. Imagen de Miriam Clemente/Unión Mexicana de Chiapas

“Queremos que estos hermanos sepan que tienen la iglesia mundial apoyándolos, que cuentan con una gran familia de más de veinte millones de personas y que les damos la bienvenida a la iglesia”, dijo Navarro.

Las familias recibieron Biblias y presentes. Además, durante el programa se oró especialmente por ellos.

La Iglesia Adventista mundial en la División Interamericana ya ha puesto fondos a disposición para reconstruir la vida de estas familias, dijo el pastor Leito.

Gracias al testimonio de estas familias, otras tres familias de la comunidad de Chiptip las han defendido y están interesadas en saber más sobre sus creencias, dijo el pastor Navarro.

La iglesia seguirá monitorizando a las familias y buscando soluciones que permitan cumplir con los derechos de libertad religiosa en la región.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chiapas, México, cuenta con más de 230 mil miembros que se reúnen en 3087 iglesias y congregaciones. La iglesia supervisa ocho asociaciones y misiones, cuenta con una universidad, y con 51 escuelas primarias y secundarias.

Si desea saber más sobre la Iglesia Adventista de Chiapas, México, visite umch.org.mx

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments