Gallery En Guatemala, cientos de miembros de iglesia reciben capacitación en evangelismo

Download PDF

9 de febrero de 2015 | Quetzaltenango, Guatemala | Unión Guatemalteca/DIA

La movilización de un ejército de líderes y miembros activos para esparcir el evangelio se encuentra entre las principales prioridades de la Iglesia Adventista de Guatemala.

La región, que cuenta con más de 38 mil miembros activos capacitados, continúa garantizando que sus líderes y miembros activos reciban una capacitación adicional para fortalecer a la iglesia y continuar compartiendo el evangelio en sus comunidades.

Más de 950 ancianos de iglesia y líderes laicos de las regiones de Quetzaltenango, San Marcos y Huehuetenango, en Guatemala Occidental, se reunieron el mes pasado para una certificación de dos días sobre liderazgo de iglesia en evangelismo y ganancia de almas. Esta capacitación es parte de un programa de certificación de dos años que es supervisada por la Escuela de Evangelismo Laico de la Universidad Adventista Centroamericana con sede en Alajuela, Costa Rica, y la Universidad Andrews, en Míchigan, Estados Unidos, explicaron los líderes.

“El discipulado es una de las piedras angulares de la iglesia en Guatemala”, dijo el pastor Gustavo Menéndez, director de ministerios personales de la iglesia en el país. “Una iglesia que experimente el reavivamiento y el discipulado estará comprometida con el cumplimiento de la misión. Esa es la principal razón para promover escuelas de discipulado en la iglesia local, los distritos y las regiones, por las cuales nuestros miembros puedan ser certificados como evangelistas, instructores bíblicos, instructores laicos y testigos laicos”.

El doctor Franz Ríos, director del Centro de Investigación White en la Universidad Adventista Centroamericana, enseñó evangelismo personal y hermenéutica bíblica durante el fin de semana de la certificación. Ríos felicitó a los líderes de la iglesia por invertir en sus líderes laicos, y se mostró impresionado por el compromiso de los casi mil miembros activos del lugar.

“Espero que los pastores puedan tener un efecto multiplicador en sus iglesias y laicos, para que sigan amando al Señor y continúen sirviendo al Señor mientras estudian diariamente la Palabra de Dios”, añadió Ríos. “Queremos asegurarnos de que esto ejerza un impacto para el servicio en la vida de los líderes de la iglesia”.

El pastor Irving Calderón, presidente de la Asociación Occidental y uno de los organizadores del programa de certificación en Quetzaltenango, dijo que el éxito del programa significa que “los líderes y los miembros de iglesia desarrollen sus capacidades mediante la capacitación para dar un mejor servicio a Dios y a la comunidad”.

Casi ciento cincuenta líderes de la iglesia que participan del ministerio recibieron una certificación en educación continua como instructores laicos en la región metropolitana de Ciudad de Guatemala, después de la finalización el otoño pasado de un programa de tres años a cargo de la Universidad Andrews, y también se capacitó a unos trescientos estudiantes laicos, afirmó Menéndez.

Otros programas de certificación serán ofrecidos en abril y agosto próximo, dijo Menéndez.

La Iglesia Adventista de Guatemala administra una unión, tres asociaciones y cuatro misiones, supervisa una feligresía de más de 244 mil miembros en 1113 iglesias y congregaciones.

Si desea saber más sobre la Iglesia Adventista y sus iniciativas en Guatemala, visite uniondeguatemala.org