Gallery Corte Suprema de Estados Unidos acepta caso de discriminación religiosa laboral que recibió apoyo de la Iglesia Adventista

2 de octubre de 2014 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Ansel Oliver

La Corte Suprema de los Estados Unidos está ubicada en Washington D.C. Imagen de Wikimedia Commons

La Corte Suprema de los Estados Unidos aceptó hoy su primer caso de libertad religiosa laboral en casi treinta años, uno que los adventistas y otros grupos religiosos habían instado que aceptara este tribunal supremo del país.

El caso, que lleva el título Comisión de Igualdad de Oportunidades Laborales vs. Abercrombie & Fitch Stores, Inc., involucra a una musulmana a quien se le negó el trabajo como resultado de su hiyab o velo islámico, porque se le dijo que violaba el reglamento de la compañía. Los adventistas temían que el fallo de una corte de primera instancia podría erosionar los derechos de la libertad religiosa en el lugar de trabajo, incluidos los de los adventistas que deciden no trabajar en sábado.

En agosto pasado, la Iglesia Adventista presentó un amicus curiae, o informe “amigo de la corte”, junto con otros siete grupos religiosos, en el que instaron a la Corte Suprema a que escuchara el caso.

Según los asesores legales de la Iglesia Adventista, en cuestión se encuentra el Título VII de la Ley de Derechos Civiles, que obliga a que los empleados tomen medidas para “hacer arreglos razonables” en beneficio de “la observancia o práctica religiosa” de los potenciales empleados.

“Esperamos que la Corte Suprema adopte una visión favorable del Título VII y reconozca su importancia, de manera específica, de la amplia protección que busca otorgar la ley”, dijo Todd McFarland, asesor legal general asociado de la Iglesia Adventista mundial.

Aún tiene que fijarse una fecha para presentar los argumentos orales.

El caso deriva de un incidente de 2008, cuando Samantha Elauf usaba una hiyab cuando solicitó trabajo en la sección de ventas de una tienda de Abercrombie & Fitch en Tulsa (Oklahoma). Después de un gerente confirmó con un supervisor que la prenda de Elauf violaba los reglamentos de la compañía, se la declaró inelegible para el puesto sin analizar las posibilidades de llegar a un acuerdo.

La Comisión de Igualdad de Oportunidades Laborales de los Estados Unidos, que presentó una demanda en nombre de Elauf, dijo que la medida estaba en conflicto con el Título VII. Aunque en 2011 un juez federal apoyó la posición de la comisión, la Corte de Apelaciones del X Distrito de Denver revocó la decisión el año pasado, aduciendo que Elauf jamás le dijo a Abercrombie que necesita alcanzar algún arreglo, por más que estaba usando una hiyab durante la entrevista.

Y eso, dicen los asesores legales adventistas, coloca una responsabilidad indebida sobre el solicitante, que tiene que determinar si sus creencias o prácticas religiosas están en conflicto con los reglamentos de la compañía.

El amicus curiae de la Iglesia Adventista señaló que “Con frecuencia, un solicitante no es consciente de los conflictos laborales-religiosos simplemente por sus conocimientos inferiores de los requerimientos laborales del empleador”.

Asimismo, un proceso de contratación puede ser estructurado tecnológicamente, de manera que un empleado no tenga que pasar por la cuestión de un conflicto potencial. Este es el caso de las solicitudes en línea que preguntan a los empleados qué días están dispuestos a trabajar, dijo McFarland.

“Esperamos que la Corte Suprema clarifique las normas respecto de lo que tiene que hacer un empleado para que se le hagan los arreglos correspondientes”, dijo McFarland.

Las vestimentas religiosas y la observancia sabática y de otros días sagrados son las áreas de conflicto más comunes en el lugar de trabajo, dijo McFarland. Las hiyabs, los turbantes, las kipás, y otras prendas para cubrir la cabeza suelen estar en conflicto con los reglamentos de “aspecto físico” de las companies, mientras que la observancia del sábado suele estar en conflicto con los cronogramas de trabajo.

La medida de hoy marca la primera vez desde 1986 que la Corte Suprema ha aceptado un caso de libertad religiosa laboral. En ese año, el caso Junta de Educación de Ansonia vs. Philbrook, la corte clarificó la obligación que tiene un empleado de hacer arreglos razonables en beneficio de los empleados que solicitan tiempo libre para observer sus días religiosos.

—Elizabeth Lechleitner y Andrew McChesney contribuyeron con esta historia.

Traducción de Marcos Paseggicorte