Gallery 30 reclusos en Togo fueron bautizados en la nueva capilla de una prisión

2 de marzo de 2015 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Andrew McChesney – Adventist Review

Fueron bautizados treinta reclusos en la capilla de la prisión de Togo construida por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, después de que los directivos de la prisión pidieron ayuda para reemplazar la capilla anterior, que se derrumbó por efectos de mal tiempo.

Los presos entregaron su vida a Jesús a través del bautismo durante una ceremonia especial de dedicación en la cárcel principal de Lomé, la bulliciosa capital de este país africano subsahariano, dijeron los dirigente de la iglesia el sábado.

La capilla, que cuenta con un bautisterio al aire libre, asientos para cien personas y electricidad para activar luces, ventiladores y un sistema de sonido, fue financiada a través de una donación de US$ 6,000 de parte de la Asociación General, el organismo administrativo de la Iglesia Adventista.

El Presidente de la Asociación General, Pastor Ted N. C. Wilson, aprobó este gasto tomado de un fondo especial presidencial discrecional, después de que se comunicara con él la Unión Misión de Sahel Oriental de la Iglesia Adventista, con sede en Togo.

“Treinta personas sellaron su pacto con el Señor a través del bautismo, en el nuevo bautisterio construido con su donación”, escribió en una carta dirigida al Pastor Wilson el secretario ejecutivo de la Unión Misión de Sahel Oriental de la Iglesia Adventista, con sede en Togo, Sélom Kwasi Sessou.

Los bautismos, celebrados el sábado 21 de febrero del presente, son el resultado de una serie de evangelización dirigida por Bruno Amah, un miembro adventista encarcelado en la prisión, en conjunto con el departamento de Ministerio de Capellanía de la iglesia en Togo, dijo Sélom Kwasi Sessou, quien encabezó una delegación de la iglesia en la ceremonia de dedicación.

Además, 120 reclusos tomaron parte en un servicio de comunión durante la ceremonia.

El director de la prisión agradeció a la Iglesia y a su mencionado representante por los fondos financieros para la construcción de la capilla y prometió orar por las bendiciones de Dios sobre la iglesia.

“Prometió que esa sala iba a ser multifuncional y que se le daría un buen uso”, añadió Sélom Sessou. “Dijo que le pedirían al Dios Todopoderoso que continuara viendo con benevolencia a la Iglesia Adventista y que abriera más puertas para posibles bendiciones futuras”.

Hay una placa al frente de la capilla con el logo de la Iglesia Adventista, en la cual se reconoce el papel desempeñado por la esta iglesia y el Pastor Wilson en la construcción del edificio.

El presidente Wilson expresó su gratitud a Dios por los 30 bautismos, pidiendo a los miembros de iglesia de todo el mundo que recuerden en oración a Bruno Amah y a todos los prisioneros adventistas.
“Alabado sea Dios por su dirección en este esfuerzo misionero en esta cárcel”, dijo el Pastor Wilson.