Audio Setecientos cincuenta voluntarios adventistas dejan su marca en Arizona

 

Parte de los más de 750 voluntarios adventistas que se dieron cita en Tucson, Arizona, Estados Unidos, del 8 al 11 de enero de 2017, para la Convención de Ministerios Adventistas de la División Norteamericana. Imagen de la División Norteamericana

16 de junio de 2016 | Tucson, Arizona, Estados Unidos | Kimberly Luste Maran, Comunicaciones de la División Norteamericana

Más de 750 adventistas se dieron cita en Tucson, Arizona, Estados Unidos, del 8 al 11 de enero, para adorar juntos, aprender, compartir sus talentos y establecer conexiones, en la Convención de Ministerios Adventistas de la División Norteamericana (NAD AMC). También se reunieron para servir a la comunidad local por medio de tres oportunidades de servicio comunitario del Movimiento de Compasión de la División Norteamericana: ayudando a dos escuelas públicas por medio del programa Serve the City Tucson, y empacando 25 mil raciones de alimento para el programa Stop Hunger Now.*

Cuando los asistentes se registraron en línea, se le pidió a cada uno que seleccionara un proyecto de compasión en el que pudiera colaborar como voluntario durante la primera parte de la convención. Las vacantes para cada proyecto se iban completando por orden de llegada, dado que había lugares limitados según la actividad. En el evento de Stop Hunger Now llevado a cabo en el hotel sede de la convención, por ejemplo, más de 150 asistentes ayudaron a colocar alimentos secos ya pesados en bolsas, para armar las raciones que el programa distribuye a los países y personas necesitadas.

El proyecto Serve the City Tucson fue llevado a cabo en otro lugar, en dos escuelas de la ciudad de recursos limitados. La actividad vinculó a Ministerios Adventistas de la División Norteamericana con la organización local de Servet he City, para ayudar a limpiar y reequipar esas instituciones educativas.

En el proyecto de la Escuela Primaria Elvira, los voluntarios pintaron aproximadamente unos 65 metros cuadrados de una pared de ladrillos (para prepararla para un futuro mural), añadieron pintura fresca a un mural existente con una escena del desierto, barrieron los senderos, rastrillaron las hojas de los patios de juegos, y colaboraron con un proyecto de cortar una puerta para la sala del Jardín de Infantes.

Los adventistas que asistieron a la Convención de Ministerios Adventistas de la División Norteamericana en Tucson, Arizona, Estados Unidos, empacaron raciones de alimentos secos para el programa Stop Hunger Now. Imagen de Pieter Damsteegt/División Norteamericana

“La separación de la Iglesia y el Estado” no significa lo que creemos que implica, y en ningún lugar se hace más evidente esa diferencia que en la educación pública de Tucson”, explicaron los organizadores de los ministerios adventistas. “Al decir a las escuelas: ‘¿Cómo podemos orar por ustedes y ayudarlos?’, y al cumplir realmente con esas dos cosas, las escuelas públicas han invitado a las iglesias para que las ayuden. Los asistentes encajan perfectamente con el tipo de servicio que les han brindado”.

La Escuela Primaria de Santa Clara posee ahora un nuevo aspecto, porque los voluntarios adventistas pintaron todo el comedor estudiantil. Los organizadores dijeron: “Separamos momentos para ser la sal y la luz en Tucson, de maneras que tengan un impacto inmediato y tangible, pero que también produzcan una reacción en cadena en toda la ciudad”.

Bryant Taylor, director de comunicaciones e informática de la Asociación del Sureste en Florida, coordinó el proyecto misionero en la escuela Elvira. Taylor dijo que el rector apreció mucho “que estuviéramos dispuestos a dar de nuestro tiempo para ir un domingo por la mañana a pintar la institución”. Taylor explicó que muchos de los estudiantes provienen de una reserva nativa que está a menos de ocho kilómetros de allí, y que la escuela se encuentra en la zona más pobre de la ciudad.

“El rector mencionó que él, junto con otras dos personas, ha estado dedicando fines de semana a pintar la escuela. Se mostró muy entusiasmado de que pudiéramos completar una tercera parte del proyecto total en tan solo un día. Nos invitó a visitar y marcar “Me gusta” en la página de Facebook de la escuela, que es su herramienta primordial de comunicación con los padres y la comunidad, para que así podamos seguir las actividades de la institución”. Taylor añadió: “Oramos con él, y oramos pidiendo que la escuela sea bendecida”.

*Stop Hunger Now es una organización internacional de asistencia que distribuye raciones de comida en 74 países con los cuales tienen convenio. Los alimentos son distribuidos por medio de programas de alimentación operados por organizaciones asociadas de los países en desarrollo que promueven la educación, animan a los niños para que asistan a la escuela, buscan mejorar la salud y la nutrición de los estudiantes, responden a las inequidades entre los sexos, estimulan el crecimiento económico, luchan contra el trabajo infantil, y son fundamentales a la hora de hacer frente a cuestiones globales.