Gallery En Venezuela, cientos de adventistas participan de una maratón de oración durante siete días

1 de junio de 2016 | Nirgua, Venezuela | Thairubys Contreras/DIA

Cientos de estudiantes, niños, docentes, personal y líderes del Instituto Universitario Adventista de Venezuela participaron en una histórica maratón de oración que duró más de 186 horas, durante una semana de énfasis espiritual llevada a cabo del 13 al 21 de mayo de 2016.

Los líderes de la universidad querían que este año la semana de oración fuera diferente. En un lugar de llevar a cabo una maratón de oración durante las primeras 24 horas de la semana como habían hecho los últimos tres años, junto con los estudiantes de teología, organizaron una maratón de oración de siete días de duración en el campus.

El lema de la semana, “Señor, transfórmame”, fue tomado de la iniciativa de evangelismo de Interamérica que lleva el mismo nombre. La iniciativa busca involucrar a todos los miembros de iglesia en la misión de la iglesia para producir la transformación espiritual.

“No podemos llamar a esta semana ‘semana de oración’ si la oración no es una prioridad”, dijo Mauro León, estudiante de quinto año de teología que estuvo entre los organizadores del evento.

“La oración es una necesidad personal, pero es más poderosa cuando es colectiva”, dijo León. La maratón de oración fue organizada porque el pueblo de Dios espera el derramamiento del Espíritu Santo, y es por eso que deberíamos ser constantes en la oración, añadió León.

Cada día se elevaron plegarias por la situación económica de Venezuela, la institución adventista y sus proyectos, tres uniones de la División Interamericana, el reavivamiento espiritual y la transformación de cada miembro de iglesia, así como por los pedidos de oración que fueron expresados en el campus y por medio de Internet.

“No podemos pasar por la semana de oración constante sin que pase algo; algo tiene que suceder”, dijo Royer Rivera, estudiante de tercer año de teología. Rivera se sintió motivado a organizar una vigilia de oración en su hogar con sus compañeros.

“Fue maravilloso ver de qué manera personas que siempre habían dicho que se les hacía difícil orar dedicaron largos momentos a la oración, y más tarde compartieron las respuestas a sus oraciones”, dijo Gerdimar Vivas, un estudiante de ciencias económicas.

“El Espíritu Santo responde cuando el pueblo de Dios ora”, dijo el pastor Daniel Armando González, quien fue el orador invitado de la semana. “El secreto del éxito para el cristiano se encuentra en la oración”.

La maratón de oración fue algo nuevo para González. “Pude ver la diferencia en mí; pude sentir que otros estaban intercediendo en oración por mí, y eso me llevó a orar con más fervor”. González cree que otras instituciones deberían organizar eventos de oración como este.