Gallery Adventistas oran por los afectados por las explosiones en el aeropuerto de Estambul

28 de junio de 2016 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Andrew McChesney, editor de noticias, Adventist Review

Rick McEdward, presidente de la Iglesia Adventista en Oriente Medio y Norte de África, se unió a los creyentes adventistas de la región para orar por los afectados en las explosiones de atacantes suicidas en el principal aeropuerto de Estambul, un ataque que se sintió particularmente cerca, dado que los administradores regionales de la iglesia y sus familias vuelan a menudo a través de esa central aérea de Turquía.

Decenas de personas perdieron la vida y muchos otros fueron heridos cuando tres atacantes armados con bombas y armas de fuego detonaron sus explosivos en una confrontación con la policía este martes de noche en la terminal internacional del Aeropuerto Atatürk de Estambul, uno de los de mayor movimiento de Europa, dijeron los informes de noticias. Ninguna agrupación se hizo inmediatamente responsable por el ataque.

“Como familia de la iglesia y como personal de la MENA estamos orando por las familias de los que perdieron la vida, y por los que se encuentran en el hospital recuperándose”, dijo McEdward en una declaración por correo electrónico.

La MENA es como se conoce a la Unión de Oriente Medio y Norte de África de la Iglesia Adventista, que es presidida por McEdward.

“Dado que Estambul es uno de los principales centros aéreos de la región, este ataque nos ha tocado de cerca”, dijo. “Nuestro personal y familias suelen pasar con frecuencia por ese aeropuerto”.

Un grupo de personas del departamento de la Secretaría de la sede de la Iglesia Adventista mundial pasó por el aeropuerto hace unos días después de asistir a reuniones en Turquía. Ted N. C. Wilson, el presidente de la Iglesia Adventista mundial, pasó por ese aeropuerto el domingo pasado.

“Este miércoles quiero agradecer de manera especial al Señor por su seguridad y protección porque he pasado por ese aeropuerto varias veces en los últimos meses y, la última de esas veces, el domingo 26 de junio”, dijo Wilson en su página de Facebook. “La vida es algo serio, y los tiempos que estamos viviendo son serios”.

Wilson también dijo que había orado “por las familias que perdieron a sus seres queridos, por el pueblo de Turquía, y por las agencias de gobierno que tienen que hacer frente a estas situaciones trágicas. He orado por la obra de nuestra iglesia en la Unión de Oriente Medio y Norte de África y sus importantes actividades”.

McEdward dijo que no tenía conocimiento inmediato de que algún adventista se haya visto afectado personalmente por el ataque en el aeropuerto.

“A pesar de ello, el ataque del día de hoy en Estambul envía otra onda de conmoción a nuestros corazones”, expresó.

McEdward agregó que el ataque sirvió como recordatorio de la necesidad de estar personalmente vigilante y preparado para cualquier evento.

“Como adventistas, somos llamados a llevar la luz en medio de las crisis y las tragedias”, añadió. “Es por ello que vemos cada evento como una oportunidad de vivir en la práctica el amor de Dios y compartir la creencia en el pronto regreso de Cristo, cuando este tipo de tragedias dejará de existir”.