Gallery Miembros involucrados alcanzan a más de tres mil sitios en Uganda

Miembros involucrados alcanzan a más de tres mil sitios en Uganda

3 de julio de 2017 | Distrito de Mbarara, Uganda |

Imagen de Pixabay

Un proyecto nacional para llevar sanación física y espiritual hizo que los miembros de la Iglesia Adventista de Uganda alcanzaran a más de tres mil sitios en las últimas dos semanas. Las actividades patrocinadas por los adventistas ofrecieron estudios bíblicos y campamentos médicos gratuitos, que están ganándose las felicitaciones y el apoyo de los gobiernos locales de esa nación africana.

Los campamentos médicos de Uganda siguen los principios de Todos los Miembros Involucrados (TMI), un plan de la iglesia mundial que alienta a que cada miembro asuma un papel activo para ministrar a otros y compartir las buenas nuevas de Cristo.

Un ejemplo

En el distrito de Mbarara, en la región sudoeste de Uganda, la semana pasada, más de 800 personas por día recibieron tratamientos médicos en uno de los campamentos patrocinados por la Iglesia Adventista. Los líderes del gobierno local se llenaron de gozo al asistir a los campamentos y ver que miles de personas recibieron buena información sobre el estado de su salud y los centros móviles de tratamiento.

Geoffrey Magyezi, delegado policial del distrito, dijo que la Iglesia Adventista estaba contribuyendo a erradicar el delito gracias a esas acciones. “Antes de la apertura del campamento médico, arrestamos a una madre que había robado dinero”, dijo. “Al interrogarla, dijo que había robado porque necesitaba dinero para llevar a su hijo al hospital. Por ello, la iglesia ha llegado en el momento adecuado para salvar vidas en la región”.

Jolly Kagira, que representa el delegado residente distrital, dijo que los campamentos médicos no son un fin sino un comienzo. “Estos campamentos deberían ser el comienzo de una sociedad entre el gobierno y la Iglesia Adventista para erradicar la pobreza y la adicción a las drogas”, dijo. “Gracias a la Palabra de Dios, la iglesia puede evitar males mucho mejor que la policía con la espada de la ley”.

Según Kakuru Bernard, presidente de la Iglesia Adventista en el Territorio del Sudoeste de Uganda, que tiene su sede en Mbarara, el éxito del campamento médico fue resultado directo de la participación de la participación de los miembros. “Nuestros miembros comprenden muy bien lo que implica TMI”, exprsó.

Bernard compartió que los campamentos brindaron medicamentos, lentes, tratamientos odontológicos y mucho más. El gobierno local también participó en el evento. Brindaron equipos para análisis de sangre, medicamentos contra la malaria, y enviaron a personal del Hospital de Mbarara para que trabajara conjuntamente con los profesionales adventistas.

Fred Mwesije tiene 42 años y asiste a una iglesia cristiana local. Mwesije visitó los campamentos médicos después de sufrir algunos problemas de salud, y dijo que valoraba el ministerio de la Iglesia Adventista. “Nuestra comunidad cristiana conoce a la Iglesia Adventista como una iglesia que se interesa en los demás”, dijo.

Por su parte, el misionero adventista coreano Ham Youngsik, que trabaja para la Iglesia Adventista en Uganda, actuó como coordinador de TMI en Mbarara. Youngsik dijo que se sentía feliz de ver que los miembros de iglesia compartieron el amor cristiano. “Dios nos otorga dinero y capacidades para que podamos llevar a cabo su obra”, dijo.

Youngsik compartió la experiencia de algunas personas con problemas de movilidad. “Algunos pacientes no podían viajar largas distancias”, dijo, “pero fueron alcanzados allí en sus hogares y recibieron tratamientos gratuitos”.

Youngsik dijo también que se emocionó al ver de qué manera el ministerio adventista de salud está brindando no solo sanación física sino también espiritual. “Me emocionó ver que 35 personas que fueron tratadas en el campamento médico de Mbarara tomaron la decisión del bautismo”, expresó.

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments