Gallery Huracán Irma provoca destrucción en el Caribe; sismo sacude Chiapas, México

La iglesia adventista Long Bay en Anguila después de que el techo voló y las paredes fueron destruidas por el paso del huracán Irma, el 6 de septiembre de 2017. Imagen de Facebook de Royston Philbert

8 de septiembre de 2017 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens/DIA

Mientras el huracán Irma sigue avanzando con rumbo oeste hacia el estado de Florida, Estados Unidos, la Iglesia Adventista de Interamérica aún está aguardando para evaluar los daños a las islas más afectadas del Caribe. El huracán de Categoría 5 es responsable de 14 muertes, destrucción, y de miles de personas que ahora están sin hogar. Hasta el momento, no se ha informado del fallecimiento de algún adventista, según los principales líderes de la iglesia.

La devastación en Barbuda, donde el gobierno ha informado que se ha producido un 95 por ciento de daños a las edificaciones de la isla, ha afectado las comunicaciones y la infraestructura local.

“Varios iglesias y escuelas adventistas se han visto dañadas o destruidas”, dijo el pastor Israel Leito, presidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, que ha estado en contacto con los líderes de la iglesia regional después del paso del Irma.

“Sabemos que se han informado de daños en las islas de Antigua, Anguila, Barbuda, San Martín, Santo Tomás, Tórtola, y muchas más, pero la información es incompleta porque hasta el momento no se ha implementado un sistema de comunicaciones”, dijo el pastor Leito.

Vista de la iglesia adventista Philadelphia, en Santo Tomás, después de que los vientos del huracán Irma causaron daños a su estructura. Imagen de Facebook de Lance McKay

“Nuestras mayor preocupación en este momento es la seguridad personal de nuestros feligreses, no tanto de la infraestructura, porque de eso nos ocuparemos más adelante”, explicó el pastor Leito. Tan pronto como sea humanamente posible, se completará una evaluación de las necesidades de los miembros y las iglesias, con la ayuda especial de la División Interamericana.

Puerto Rico, Haití y la República Dominicana recibieron muchísimas lluvias, pero no se informó de daños importantes, dijo el pastor Leito, quien habló con los principales líderes de cada uno de esos países esta semana.

La región del Caribe Atlántico, que incluye a Turcos y Caicos, Bahamas y las Islas Caimán, informaron que han tomado las precauciones necesarias y que estarán listos para ayudar a los afectados una vez que pase la tormenta, según el pastor Leonard Johnson, presidente de la Iglesia Adventista en la Unión del Caribe Atlántico.

La comisión de coordinación de respuesta a emergencias de la División Interamericana, la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) y su red de sedes en el territorio se han reunido esta semana antes de la tormenta para monitorizar la respuesta y coordinar la distribución de artículos a través de las sedes locales de ADRA.

Hay pastores y miembros de iglesia voluntarios que yah an sido entregados para llevar a cabo rápidas evaluaciones de las necesidades y para distribuir la ayuda cuando tengan la posibilidad de hacerlo, dijo David Poloche, director de ADRA Interamérica. Entre las necesidades que se anticipan están las de alojamiento, artículos de higiene personal, artículos de limpieza, alimentos y agua, que serán distribuidos tan pronto como sea posible, dijeron los líderes.

Terremoto en México

Un sismo de 8,1 grados de magnitud sacudió la costa sur de México esta mañana, azotando por sobre todo el estado de Chiapas y provocando la muerte de decenas de personas.

Los líderes de la iglesia en Chiapas dijeron que no se han informado la pérdida de vidas entre los miembros. Los daños a las oficinas de la sede central de la iglesia en Chiapas y a dos escuelas adventistas fueron severos, informó el pastor Leito, quien habló con los líderes de la iglesia esta mañana. En las próximas horas y días se seguirán efectuando evaluaciones de los daños.

“Seguimos orando por la protección de Dios sobre su pueblo”, dijo el pastor Leito.

“Nos sentimos agradecidos por la conducción divina, y tenemos la seguridad de su cuidado, bendición y protección en estos momentos difíciles”, dijo el pastor Leito. “Vendrán cosas peores en este mundo, pero eso solo nos ayuda a reafirmar nuestra fe y profundizar nuestro compromiso con Dios, para que recordemos que el fin no está muy lejano”.

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments