Entrevista: Carson enfrenta la atención mediática “con oración y humildad”

5 de abril de 2013 Silver Spring, Maryland, Estados Unidos… Red de Noticias Adventistas

Cuando el doctor Ben Carson habló en el Desayuno Nacional de Oración en febrero pasado en frente del presidente de los Estados Unidos Barack Obama, sus posturas críticas sobre la legislación nacional de salud y la deuda cada vez más grande del país produjeron una ebullición en los medios.

Desde entonces, sus comentarios lo han llevado a apariciones en informes en las principales agencias de noticias, lo que incluye medios tales como The New York Times, The Wall Street Journal, CNN y Fox News.

En una entrevista, el doctor Ben Carson dijo que escoge creer en una creación literal de seis días, y que de buena gana debatiría el tema con los que creen otra cosa. En la fotografía, al hablar al evento “Celebración de la creación” el pasado 2 de diciembre en la sede central de la Iglesia Adventista en Silver Spring (Maryland, Estados Unidos). Imagen de archivo de ANN

Carson, de 61 años, ha sido director de Neurocirugía Pediátrica en el Hospital John Hopkins, en Baltimore (Maryland), desde que tenía 33 años. Adventista de larga data, es miembro de la iglesia adventista de Spencerville, en Spencerville (Maryland).

Es autor de cuatro libros. El primero que escribió, “Gifted Hands” (traducido al español como “Manos consagradas”), cuenta la historia de sus progresos desde un hogar a cargo de una madre sola en un barrio pobre hasta desarrollar una exitosa carrera médica. El actor Cuba Gooding Jr. hizo el papel de Carson en una película de HBO con el mismo título.

Carson está acostumbrado a ser la atención de los medios. Obtuvo reconocimiento internacional por primera vez en 1987, después que logró separar exitosamente a mellizos unidos por el cráneo. En 1994, él y su esposa Candy lanzaron el Fondo Estudiantil Carson para promover la lectura y los logros académicos, ofreciendo trofeos tan grandes como los que suelen ser otorgados a los atletas en las escuelas secundarias.

Carson habló brevemente con ANN por teléfono a comienzos de esta semana, después de haber completado cuatro cirugías por la mañana, y mientras esperaba que un equipo lo llamara para una quinta.

Aunque la Iglesia Adventista del Séptimo Día no participa de manera corporativa en la política, ANN entrevistó a Carson sobre cómo logra, como adventista, cargar con la responsabilidad de la atención de los medios. También analizó de qué manera las perspectivas que derivan de su fe dan forma a sus creencias sobre los orígenes de la tierra, así como su promoción de la lectura y las oportunidades educacionales en las comunidades menos favorecidas.

Se presenta la entrevista en su totalidad, sin editar:

Red de noticias adventistas (ANN): ¿Siente usted un sentido especial de responsabilidad por la atención que recibe?

Dr. Ben Carson: No hay duda de que Dios es el que hace estos arreglos. Siento que él ha ido acomodando las cosas a lo largo de toda mi vida. Cuando somos puestos en una plataforma, tenemos la responsabilidad definida de recordar quién nos puso allí y la razón de ello.

ANN: ¿Cómo enfrenta toda esta atención?

Carson: Con oración y humildad, reconociendo que siempre tenemos que asegurarnos de mantener una posición secundaria. Cuando toda la atención está sobre uno es muy fácil pensar: “Oh, qué bueno, soy una gran persona”. Pero tenemos que asegurarnos de resistir el anhelo de pensar eso, y recordar siempre que no importa lo que hagamos, Dios tiene que ocupar el primer lugar.

ANN: ¿Qué desea usted que la gente entienda sobre la Iglesia Adventista del Séptimo Día al mirar a su vida?

Carson: Quiero que entiendan que somos personas muy razonables y bondadosas, pero que tenemos valores y principios por los cuales regimos nuestra vida, y que son las cosas que Dios ha establecido en su Palabra.

ANN: ¿Hay alguna ocasión en la que usted siente que es mejor mostrar una diferencia entre usted y la Iglesia Adventista y sus enseñanzas?

Carson: No. Verán ustedes, he visto muchos artículos que dicen: “Carson es adventista del séptimo día, y eso significa que creen en la creación de seis días. Ja, ja, ja”. Bueno, yo me siento orgulloso de creer lo que Dios ha dicho, y he dicho en numerosas ocasiones que puedo defenderlo delante de cualquiera. Si la gente quiere criticar el hecho de que creo en una creación literal en seis días, está bien, porque voy a mostrar toda clase de huecos en lo que otros creen. En último término, todo depende en dónde quiera uno depositar su fe: ¿Queremos poner nuestra fe en lo que dice la Palabra de Dios, o queremos depositar nuestra ve en una invención humana? Cada persona tiene la posibilidad de escoger. Yo he escogido la postura que quiero.

ANN: ¿Hay algunas otras cosas sobre las que usted cree que deberían hablar los adventistas?

Carson: Sí, creo que deberíamos ser personas que verdaderamente defendemos la vida. Los abortos que son hechos a pedido no están dentro del ámbito de la voluntad de Dios. Nos sentamos y nos ponemos a criticar a los paganos de la antigüedad porque sacrificaban a los bebés, y enfatizamos qué paganos que eran. Sin embargo, ¿hay realmente alguna diferencia si andamos matando bebés porque son inconvenientes? Siento con mucho convencimiento que deberíamos hablar de esos temas y no simplemente seguir adelante sin hacer nada.

ANN: Algunos han dicho que su mensaje en el desayuno de oración fue excesivamente político en un ambiente que supuestamente tenía que enfocarse en Dios. ¿Cuál es su respuesta ante ello?

Carson: Creo que el desayuno de oración es un excelente lugar para hablar sobre el estado espiritual de la oración, que desafortunadamente es crítico en este momento, debido a que gente tiene temor de hablar de sus creencias. Uno de los principios fundadores de nuestra nación fue la libertad de expresión. De manera que, si uno puede referirse a ello en un desayuno de oración, resulta muy irónico que no podamos tener libertad de expresión en un desayuno de oración. También algunas personas se han mostrado críticas con el hecho de que hablé del diezmo, la Biblia y Dios. ¡Por favor! ¡Es un desayuno de oración!

ANN: Dada la creciente atención de los medios, ¿guarda usted el sábado de manera diferente que antes?

Carson: En realidad no. El sábado es aún un día precioso para nosotros. Vamos a la iglesia tan a menudo como podemos. Aun si estamos de viaje, tratamos a ese día en forma diferente a los demás.

ANN: ¿De qué manera le gustaría cambiar el mundo?

Carson: Bueno, hay varias cosas. En primer lugar, en particular al enfocarnos en nuestra nación, quiero que recordemos que somos una nación bajo la conducción divina. Y quiero que todos puedan decirlo, y decirlo con orgullo, no con vergüenza. También me gustaría que recuperáramos una definición real de ecuanimidad. Esto significa tratar a todos de la misma manera, no solo a un grupo especial o a los grupos de interés especiales que contribuyen a nuestro bienestar.

ANN: ¿Hay algún personaje bíblico que le ofrezca un ejemplo que le brinde aliento?

Carson: José, porque tuvo una vida muy difícil. Fue vendido como esclavo por sus propios hermanos, decidió sacar el mejor partido de la situación y llegó a ser el mayordomo principal de la casa de Potifar. Y entonces, tomó la decisión de mantener sus elevados estándares morales, y esto hizo que terminara en la cárcel. Pero eso no lo convirtió en un resentido. Llegó a ser un prisionero modelo. Obtuvo una posición de autoridad allí y comenzó a interpretar sueños, llegando a ser gobernador de la nación más poderosa del mundo. Eso me dice mucho sobre la necesidad de no andar rezongando y quejándose sobre quiénes somos; lo importante es usar la situación, confiar en Dios y sacar el mejor provecho de ella.

ANN: ¿Qué tiene para decir de su jubilación en junio próximo?

Carson: Estaré muy ocupado. Voy a tener que regresar al trabajo para descansar un poco. Ya tengo diez viajes internacionales planificados y múltiples compromisos a lo largo y a lo ancho del país, demasiados para contarlos. Nuestro fondo de becas está presente en los cincuenta estados, y estamos penetrando en diferentes condados. Estamos colocando nuestras salas de lectura en todo el país, para tratar de incrementar el interés en la lectura, en particular en los distritos escolares Título I, porque la gente que fundó esta nación dijo que esta depende de una población bien educada e informada, y sin ello no podemos sobrevivir.

ANN: ¿Desea agregar algo más?

Carson: Siempre tenemos que recordar que no importa lo que suceda, no importa cuánta atención recibamos, todo lo que tenemos proviene de Dios, y todo lo que hacemos debería reflejar la gloria de su nombre.

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments