Gallery En Jamaica, adventistas ofrecen chequeos gratuitos de salud a decenas de rastafaris

Miembros de la Teocracia Nyahabinghi pasan por los chequeos mientras otros aguardan su turno, durante la clínica especial de salud organizada en uno de seis lugares en Scotts Path, Clarendon, Jamaica, el 30 de julio de 2017. La clínica gratuita fue llevada a cabo por la Farmacia Tres Ángeles, mediante su Clínica Móvil de Salud. Imagen de Nigel Coke.

1 de agosto de 2017 | Scotts Path, Clarendon | Nigel Coke/DIA

Decenas de miembros rastafaris de la Teocracia Nyahbinghi, que viven en una comunidad de Clarendon, Jamaica, recibieron chequeos gratuitos de salud el fin de semana pasado gracias a los esfuerzos de la Clínica Móvil de la Farmacia Tres Ángeles, que pertenece y es operada por Rohan McNellie, que es miembro de la Iglesia Adventista.

La enfermera Janet Waugh toma la presión arterial de Peter Finlayson, mientras que Ashley Bonnick observa. Imagen de Nigel Coke

McNellie, que administra la clínica y los voluntarios médicos, se mostró más que feliz de ayudar a los miembros del movimiento rastafari, una religión abrahámica que se desarrolló en Jamaica en la década de 1930, y cuyos miembros adoran y siguen al fallecido Haile Selassie, que rigió a Etiopía desde 1916 y más tarde llegó a ser emperador desde 1930 hasta 1974. Según los rastafaris, el Emperador Haile Selassie I es considerado una figura mesiánica que llevará a una futura edad dorada de paz, justicia y prosperidad eternas.

“No dudamos en responder afirmativamente al pedido del grupo cuando nos llamó”, dijo McNellie. “Nuestro énfasis está en administrar chequeos gratuitos de salud a todos, sin fijarnos en su clase social, raza, estatus económico o educativo, o religión”, añadió McNellie, que este año ya ha estado operando la clínica móvil en siete distritos de Jamaica.

El pedido implicó brindar servicios el 30 de julio, durante la celebración de nueve días en conmemoración del 125° aniversario del nacimiento de la Majestad Imperial Haile Selassie I, en Scotts Path, que es una de las seis sedes de la Orden Nyahbinghi rastafari en la isla.

La doctora Avery Roxborough escucha atentamente la explicación que le da Denial Johnson de sus problemas de salud, durante la consulta. Imagen de Nigel Coke

“Vimos que el grupo era especial porque practican una dieta vegetarian estricta y creen en guardar el sábado al igual que nosotros”. El grupo guarda el sábado, que reconoce de las 18.00 del viernes a las 18.00 del sábado, algo similar a la Iglesia Adventista, que guarda el sábado desde la puesta de sol del viernes a la puesta de sol del sábado, comentó McNellie.

Cuando se le preguntó por qué es importante guardar el sábado, el sacerdote Allen citó partes del cuarto mandamiento en Éxodo 20:8-11.

Unos doscientos miembros de la sexta teocracia estuvieron en la clínica. Unas 109 personas, incluidos los niños, fueron vistos por enfermeras voluntarias, que controlaron su presión arterial, azúcar en sangre, ojos, Índice de Masa Corporal (IMC), y les brindaron consejos de salud. Decenas fueron derivados a un médico y a un optometrista presentes en el lugar. Uno de los miembros del grupo tuvo que ser llevado al hospital en una ambulancia de la Cruz Roja porque su presión arterial era muy elevada.

“Esto es en efecto una bendición oculta para nosotros”, dijo Vincent Allen, el Sumo Sacerdote de 76 años de la Teocracia Nyahbinghi. “Apreciamos mucho lo que el grupo de salud de la Iglesia Adventista ha estado haciendo hoy. Es muy importante conocer el estado de salud propio para de ser necesario responder a la situación”.

Erica McDonald, que es miembro de la teocracia, admite que sabía que tenía presión arterial elevada antes, pero “lo que la clínica ha hecho es ayudarme a ser más consciente de cuál es mi situación actual y lo que necesito hacer para mantenerla controlada”.

Dos miembros de la Teocracia Nyahbinghi leen las publicaciones adventistas Shakes (sobre jugos naturales) y Priorities (dedicada a los efectos perjudiciales del azúcar), que fueron distribuidas al grupo como parte de la actividad comunitaria. Imagen de Nigel Coke

La enfermera jubilada Leonie Bailey dijo que su experiencia de ayudar en la clínica de salud le resultó enriquecedora. Uno de los desafíos que observó después de ver un número de personas es que hay una elevada incidencia de hipertensión y prediabetes.

“La hipertensión que vemos puede haber sido causada por estar levantado hasta altas horas de la noche por causa de sus creencias”, dijo Bailey. “Un hombre cuya presión era elevada dijo que anoche estuvo levantado hasta tarde, y una mujer admitió que pasó toda la noche vendiendo la noche anterior”. Bailey dijo que eso puede significar que no han descansado lo suficiente, y que pueden haberse deshidratado debido al clima actual sumamente caluroso.

Dennival Johnson, que tiene 70 años, se mostró complacido con la atención que le brindaron el doctor y las enfermeras durante los chequeos. “Son un hermoso grupo de personas y deseo que vengan más a menudo, porque algunos de los ancianos no pueden ir a un médico pago”, añadió Johnson, que recibió un buen informe de su estado, aunque no había visto a un médico durante los últimos dos años. “Realmente apreciamos esto”.

McNellie dijo que su equipo médico descubrió que existe una gran necesidad de operar una clínica odontológica, algo que esperan implementar en octubre.

“No queremos ser parciales al responder a las necesidades de salud, sino adoptar un enfoque integral”, añadió McNellie.

Desde su lanzamiento en marzo de este año, la Clínica Móvil de la Farmacia Tres Ángeles ha participado de aproximadamente veinte proyectos comunitarios en siete parroquias de Jamaica. La clínica ha visto hasta el momento a más de dos mil individuos, y está planeando cubrir el resto de las catorce parroquias del país, atendiendo a varias grupos comunitarios e iglesias necesitados.

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments