Gallery En Interamérica, Iglesia Adventista celebra crecimiento en México durante programa satelital

Los ministros oran por los candidatos bautismales antes de sumergirlos bajo el agua para que se unan a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, durante la celebración satelital en vivo de los esfuerzos de evangelización “Señor, transfórmame”, que se llevó a cabo en Minatitlán, México, el 1 de abril de 2017. Imagen de Libna Stevens/DIA

3 de abril de 2017 | Minatitlán, Veracruz, México | Libna Stevens/DIA

Miles de adventistas de Veracruz, México, celebraron la culminación de intensos esfuerzos de evangelización durante un evento satelital en vivo desde la ciudad de Minatitlán el fin de semana pasado.

Miles de personas llenaron el Centro de Convenciones de Minatitlán durante el evento. Imagen de Libna Stevens/DIA

Una multitud de unas ocho mil personas llenó el Centro de Convenciones de Minatitlán el sábado 1 de abril para adorar, testificar de la transformación de los nuevos creyentes y volverse a comprometer para alimentar a esos miembros en su nueva vida en la iglesia. En otras cuatro sedes la Unión Interoceánica de México se congregaron un total de 30 mil creyentes donde ese mismo día se llevaron a cabo cientos de bautismos. Ese día se bautizaron en la región más de seis mil personas.

Otros miles a lo largo y a lo ancho de Interamérica también dieron la bienvenida a nuevos miembros y siguieron el evento del día por medio de la transmisión satelital en los tres canales de Hope Channel Interamérica.

La celebración anual, denominada “Señor, transfórmame”, marcó el punto culminante de un emprendimiento de evangelización de seis meses a cargo de pastores y miembros de iglesia de todo el territorio de la División Interamericana.

El pastor Balvin Braham, asistente del presidente para evangelismo en la iglesia de Interamérica y principal organizador del evento, dijo que la iniciativa “Señor, transfórmame” de Interamérica ha apuntado a motivar a los líderes y miembros de iglesia para que participen plenamente en la misión de la iglesia. “Tiene que ver con que los miembros sean transformados en su manera de vivir, en su manera de adorar y en la manera en que sirven y proclaman el evangelio, en preparación para la segunda venida de Cristo”.

El evangelismo en la región Interoceánica de México

Gregorio Gómez, su esposa Ivette, su hija Jasmine y Giovanny, una hora antes del comienzo de la ceremonia de bautismo. Gómez y su hija Jasmine fueron bautizados en el Centro de Convenciones de Minatitlán el 1 de abril de 2017. Imagen de Libna Stevens/DIA

Gregorio Gómez, de la cercana ciudad de Coatzacoalcos, fue uno de los 450 bautizados durante el programa del día el Minatitlán. Gómez era católico, y dijo que jamás había leído la Biblia. “Mi vida era ir a fiestas, beber y hacer lo que quería, y hubo largos períodos en los que Dios ni estaba presente en mi mente”, dijo Gómez. Algunos familiares por parte de su madre son adventistas, y comenzaron a llevar a sus dos hijos a la iglesia todos los sábados. Pronto Gómez y su esposa se unieron a un grupo pequeño de estudio.

“Ha sido un largo año y medio de estudiar la Biblia y ver cómo Dios ha transformado mi vida, de ser una persona explosiva a una pacífica”, dijo Gómez. Él y su esposa Ivette contrajeron matrimonio la semana pasada durante una gran ceremonia de casamientos civiles de noventa parejas, llevada a cabo en la ciudad de Coatzacoalcos como parte de los esfuerzos de evangelización de la iglesia en el lugar.

Gómez dijo que “Jesús tiene que ser nuestra visión para la vida eterna”. Ahora ya ha estado contando a sus compañeros de trabajo sobre las verdades de la Biblia, la ley permanente de Dios, y ya ha tomado parte en servicios a la comunidad en la iglesia adventista Manantial cerca de su hogar. Le encanta ayudar a los necesitados, y ha comenzado a visitar a los enfermos y llevarles alimentos y otros artículos. Su hija también fue bautizada durante el día, y dijo que su esposa se bautizará pronto.

Gómez representa uno de los más de once mil nuevos creyentes que se unieron a la iglesia como resultado de los grupos pequeños a cargo de los miembros y de pastores y líderes locales que lanzaron intensos esfuerzos de evangelización en octubre. Mantener involucrados a los miembros nuevos como Gómez en la misión de la iglesia es clave para alcanzar y preparar más personas para la vida eterna, dijo el pastor Israel Leito, presidente de la División Interamericana y el secretario ejecutivo Elie Henry durante la transmisión.

Un grupo de pioneros de Misión Global que fue honrado por establecer nuevas iglesias a lo largo y a lo ancho de la Unión Interoceánica de México. Imagen de Libna Stevens/DIA

“Queremos ver que cada miembro participe para expandir la obra del evangelio”, dijo el pastor Leito. “Cuando traigan a nuevos miembros, asegúrense de su iglesia sea una iglesia amigable, asegúrense de cultivar amistades, de atender sus necesidades espirituales y garantizar que participen del cumplimiento de la misión que Dios nos ha dado”.

Desde que la Iglesia Adventista mundial ha fomentado la participación total de los miembros, los líderes locales de la iglesia han visto un éxito extraordinario.

Todos los distritos eclesiásticos, que comprenden 1580 iglesias, se han asociado para llevar a cabo campañas de evangelización en enero y marzo, dijo el pastor Moisés Reyna, presidente de la iglesia en la Unión Interoceánica de México.

El éxito de los grupos pequeños

“Sin la obra continua de nuestros miembros activos en los grupos pequeños del territorio para la iniciativa ‘Señor, transfórmame’, no podríamos haber alcanzado resultados tan elevados”, dijo Reyna. La iglesia de la Unión Mexicana Interoceánica tiene un promedio de 15 mil bautismos por año, y en un período de siete meses debería alcanzar los 15 mil, explicó Reyna quien, junto con su equipo de administradores y directores de departamentos, visitó a cientos de creyentes desde que comenzaron los esfuerzos el otoño pasado.

Imagen de Libna Stevens/DIA

“El entusiasmo de los miembros de iglesia ha estado creciendo, dado que se ha producido un reavivamiento espiritual en todas partes, no solo entre los miembros de iglesia sino también en nuestros amigos y los medios”, dijo Reyna.

Un mayor reavivamiento espiritual y mayor participación de todos los miembros en los grupos pequeños está produciendo un gran crecimiento de la iglesia en la Unión Interoceánica, que cuenta con más de 211 mil miembros. La iglesia no puede construir templos con la suficiente rapidez para albergar a todos los miembros, explicó Reyna.

Solo el año pasado, se organizaron 260 nuevas congregaciones y construyeron casi 100 iglesias con una sociedad financiera entre la unión, cada campo local y la iglesia local.

“Para este año, el desafío parece que ya nos está superando”, dijo Reyna.

Los esfuerzos por establecer iglesias también fueron apoyados por proyectos financiados por el programa Misión Global de la Iglesia Adventista mundial y la División Interamericana el año pasado. Unos 96 pioneros de Misión Global fueron honrados durante el programa en vivo por sus esfuerzos para establecer 96 nuevas congregaciones a lo largo y a lo ancho de once campos locales del territorio. Local pastors honored

El pastor Robert S. Folkenberg Jr., presidente de la Unión Misión de la China, instó a todos para que hagan a Cristo el centro de su vida. Imagen de Libna Stevens/DIA

Durante el evento en vivo, 39 pastores de la región Interoceánica fueron reconocidos por bautizar a cien o más miembros nuevos durante 2016. Más de 450 pastores del territorio de la División Interamericana han bautizado a más de cien miembros cada uno, comunicó Braham durante el informe. Eso lleva a un total de más de 70 mil nuevos miembros ganados por los pastores en 2016, expresó.

El pastor Robert S. Folkenberg Jr., presidente de la Unión Misión de la China, habló a los miembros nuevos y también a los experimentados sobre la importancia de tener la cosmovisión correcta en la vida.

“Cristo debería ser el centro de nuestra existencia”, dijo Folkenberg. “Es tiempo de seguir a Jesús ciento por ciento, con todo nuestro corazón, y de ver la realidad de la vida eterna que nos espera”. Folkenberg hizo un llamado a los congregados y los que seguían el programa desde otros lugares para que no se distraigan por las cosas temporarias que ofrece el mundo, sino que se enfoquen en crecer espiritualmente en Cristo para la vida eterna.

Impacto “Señor, transfórmame”

No hay duda de que la iniciativa “Señor, transfórmame” ha dado nueva energía no solo a la feligresía de la región Interocéanica de México sino también en todo el territorio de la División Interamericana.

Unos setenta pastores y evangelistas de todo el territorio de la División Interamericana fueron evangelistas invitados en las decenas de campañas de evangelización la semana pasada como cierre de esos esfuerzos.

El pastor Moisés Prieto, director de ministerios jóvenes de la iglesia en Venezuela Oriental, fue asignado al distrito eclesiástico de Jáltipan, en Veracruz, donde 250 personas se reunieron de quince congregaciones cada noche. Prieto se sintió impresionado la manera en que los grupos pequeños fueron fundamentales para llevar nuevos creyentes a la iglesia. Más de cuarenta miembros nuevos se unieron a la iglesia esa semana.

El pastor Balvin Braham dijo que la iglesia tomará parte de actividades adicionales para conectarse más con la comunidad. Imagen de Libna Stevens/DIA

El pastor Everett Brown, presidente de la Iglesia Adventista de Jamaica, también fue el evangelista en un campo abierto de Coatzacoalcos, donde cuatrocientas personas se reunieron cada noche, incluidas 75 visitas. Brown vio de primera mano los beneficios del trabajo de ministerios de grupos pequeños en el evangelismo, y cómo esto conecta a los nuevos creyentes y los mantiene comprometidos con su decisión de seguir a Cristo.

“En último término, la manera de relacionarse con las personas es una parte principal de por qué vienen a Cristo, por lo que el ambiente de los grupos pequeños es fundamental para retener a los miembros y uno que queremos enfatizar más en Jamaica”, dijo Brown.

Los esfuerzos en las 24 regiones eclesiásticas del territorio han contado con una mayor participación de los miembros de iglesia desde que lanzó la iniciativa abarcadora el año pasado, dijo el pastor Braham. Aún no se han recibido las cifras completas, pero Braham espera que los números finales revelen que este año se han unido a la iglesia más de sesenta mil personas.

“Los esfuerzos de evangelización de este año han ayudado a consolidar el concepto de ‘Señor, transfórmame’ en la mente de los líderes del territorio, y han llamado la atención de los miembros para una mayor participación”, dijo Braham.

La iglesia de la División Interamericana verá actividades y enfoques adicionales para conectarse más con las comunidades, explicó Braham. “Queremos compartir otra dimensión de cómo las personas se están conectando socialmente, y mirar a una sección más amplia de la iglesia, para así continuar motivando a los miembros para que participen de la misión de la iglesia”.

La iniciativa no solo se relaciona con el bautismo, sino que es un enfoque integral del ministerio, de alimentar a los miembros, del discipulado y de un compromiso especial con la fe de Cristo, en preparación para la segunda venida”, dijo Braham.

La celebración bautismal del próximo año está programada para llevarse a cabo en Puerto Príncipe, Haití.

Si desea ver una galería de imágenes del evento “Señor, transfórmame” de Interamérica en Minatitlán, México, ingrese a HERE

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments