Gallery ADRA responde a víctimas de recientes aludes en Colombia

Mocoa, Putumayo, en Colombia, quedó sepultada entre el barro y los escombros producto de las lluvias torrenciales del pasado 31 de marzo, que llevaron al desborde de tres ríos y produjeron 273 muertos y cientos de desplazados. Imagen de ADRA Colombia

4 de abril de 2017 | Mocoa, Putumayo, Colombia | DIA

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en Colombia está brindando asistencia a las víctimas de los devastadores aludes que provocaron la muerte de 273 personas en la región sur del país la semana pasada. Otros cientos fueron heridos, y unas dos mil personas han sido desplazadas.

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos (izquierda) saluda a Gabriel Villareal, director de ADRA Colombia, en Mocoa, Putumayo, Colombia, el 4 de abril de 2017. El presidente agradeció a ADRA y la Iglesia Adventista por su ayuda en Mocoa y el resto del país. Imagen de ADRA Colombia

Las lluvias torrenciales hicieron que tres ríos de Mocoa, Putumayo, se desbordaran, causando aludes que, además de las pérdidas de vidas, destruyeron hogares y puentes.

Según informes oficiales, 17 vecindarios de Putumayo se vieron seriamente afectados.

La iglesia movilizó su Equipo Adventista de Rescate para Emergencias en las primeras horas del día posterior a los aludes.

Los líderes de la Iglesia Adventista informaron que un miembro ha fallecido, que una adventista aún está desaparecida, y que diez familias adventistas perdieron sus hogares.

El presidente Juan Manuel Santos, que ha presenciado la destrucción en el lugar, la declaró una catástrofe pública. Santos se reunió con los líderes de ADRA Colombia hace unas horas y agradeció a la organización y a la Iglesia Adventista por su ayuda en Mocoa.

Inmediatamente después de la catástrofe, los voluntarios de ADRA comenzaron a trabajar con los líderes de la comunidad local y las autoridades del gobierno local para evaluar las necesidades de la región y determinar la respuesta a la emergencia en las comunidades, informó Gabriel Villarreal, director de ADRA Colombia.

“Hemos comenzado a distribuir agua, alimentos, prendas de vestir, colchones, mantas y paquetes con artículos de higiene personal a 275 familias”, dijo Villarreal. La distribución continuará hasta el 9 de enero, añadió.

Voluntarios adventistas trabajan para reunir artículos para distribuir horas después de la catástrofe de Mocoa. Imagen de ADRA Colombia

ADRA y la iglesia hicieron un llamado a los miembros de iglesia solicitando donaciones. Los miembros de toda Colombia se pusieron en acción, y recolectaron agua, alimentos y prendas de vestir. Las donaciones fueron enviadas a la iglesia adventista de Mocoa, que está siendo usada como depósito y centro de coordinación para los equipos de rescate y los funcionarios. También se están brindando platos de comida a los afectados.

Las líneas eléctricas y de agua no están funcionando, informó Villarreal, así que “ADRA ha adquirido un generador para mantener la coordinación de los esfuerzos asistenciales en la iglesia, ya que no se sabe cuándo se restaurará la electricidad en la zona”.

ADRA Internacional y ADRA Interamérica liberaron fondos como respuesta inicial para asistir a los afectados por la catástrofe.

“Estamos tan agradecidos a los voluntarios de Mocoa y a los miembros de iglesia de toda Colombia, y aun a personas fuera del país que han respondido con tanta rapidez para brindar ayuda humanitaria a tantos necesitados”, dijo Villarreal.

Los directivos de ADRA Colombia continúan reuniéndose con la comisión local de gestión de catástrofes para coordinar los esfuerzos asistenciales continuos en Mocoa.

Dejanos tus Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments